Retos de la arquitectura sostenible en RD

Las estrategias de diseño conllevan un análisis profundo de la función que desempeñará la edificación, de sus usuarios, ubicación geográfica, conocimiento del macro clima del lugar y de qué manera está influenciada por el entorno inmediato.

A pesar de todos los avances tecnológicos logrados en los últimos dos siglos -y muchas veces a causa de ellos-, la sociedad se enfrenta a la urgente necesidad de mejorar su convivencia con la naturaleza. La tecnología le ha facilitado la vida a los seres humanos, pero han tenido que pagar un precio alto: los recursos naturales utilizados se acercan a su extinción, porque no son manejados de una manera sostenible.

Una arquitectura sostenible es aquella que garantiza el máximo nivel de bienestar y desarrollo de sus ocupantes y su entorno, utilizando de manera óptima los recursos naturales, y al mismo tiempo minimizando el impacto ambiental que las edificaciones generan.

Irónicamente el arquitecto ha sido cómplice de este deterioro y agotamiento de los recursos y del medio ambiente en general. Pero sin arquitectura no hay civilización, y es por eso que como uno de los principales pilares de la civilización, el arquitecto, en su rol de diseñador y constructor del entorno físico, tiene la responsabilidad de crear utilizando nuevos métodos que aseguren un mejor medio ambiente para el futuro, lo que se traduce en una arquitectura sostenible.

SOSTENIBILIDAD NO INTENCIONAL

Se puede pensar que la sostenibilidad en la arquitectura es un nuevo concepto, pero la realidad es que tiene antecedentes claros y profundos, fácilmente visibles en las áreas rurales de nuestro país. Es así que en sus inicios vernáculos la sociedad dominicana tenía patrones de construcción sostenibles aún sin ser intencionales (con un previo diseño y análisis con objetivos arquitectónicos claros). La arquitectura vernácula dominicana utiliza materiales que en su mayor parte proceden del entorno inmediato, muchos de los cuales son de origen vegetal (como yagua, cana y guano), que se adaptan al medio y al terreno concreto en el que se constituía.

Este tipo de arquitectura, aunque creada de manera empírica, lograba confort climático por medio de la manipulación de sus elementos arquitectónicos como respuesta a la radiación solar, la precipitación y los vientos, y mantenía una temperatura del aire y un bajo nivel de humedad dentro de los espacios habitables, logrando así una verdadera sostenibilidad.

Esto no quiere decir que se debe vivir en chozas o ranchetas, sino que al igual que nuestros habitantes rurales, tomemos en cuenta el lugar de donde vienen los materiales, y que tomando en cuenta el clima, se diseñe considerando el confort de los usuarios.

TODO ESTÁ EN EL DISEÑO 

La arquitectura sostenible se fundamenta en varios principios: optimización de los recursos y materiales, reducción del consumo energético y promoción de energías renovables, disminución de residuos y emisiones, eficiencia en el desempeño y uso de los edificios y, por último, el mejoramiento de la calidad de vida de sus usuarios.

Independientemente de las nuevas tecnologías aplicadas a la arquitectura, estos principios sólo se logran con un proceso adecuado de diseño. Ahí está la base de toda edificación sostenible.

Reza una famosa frase del distinguido arquitecto Luis Sullivan: “la forma sigue a la función”. Pero la actualidad demanda que vayamos más allá; la forma sigue una función, pero la función sigue un desempeño objetivo. Las estrategias de diseño conllevan un análisis profundo de la función que desempeñará la edificación, de sus usuarios, ubicación geográfica, conocimiento del macro clima del lugar y de qué manera está influenciada por el entorno inmediato. Tomando en cuenta esto, las decisiones que toma el arquitecto durante el proceso de diseño son las que determinan en gran medida la eficiencia energética de una edificación.

EL RETO

El reto más importante es la educación ciudadana. La conciencia de los dominicanos, sobre todo de los inversionistas y constructores, respecto al impacto medioambiental es un reto importante para la arquitectura sostenible. Se debe hacer un esfuerzo por enseñar a las personas que ya la arquitectura sostenible no es un “lujo” o “moda”, hoy en día es una necesidad.

La sostenibilidad en la arquitectura no sólo es beneficiosa para el medio ambiente, también implica grandes ahorros en la construcción, en los costos energéticos a largo plazo, así como en la salvaguarda de la salud.

Tanto en su condición de arquitectos como en la de seres humanos, es necesario tener en cuenta que la sostenibilidad es un concepto que abarca todas las dimensiones de la existencia, y que se puede convertir en una filosofía y, desde el rol de cada uno en la sociedad, hacerla una realidad para asegurar el futuro del planeta.

ENERGÍA Y AGUA

Como complemento del diseño está el ahorro de energía y agua. Mediante la utilización de luminarias de bajo consumo, fuentes de energía alternativa y equipos utilizados en la climatización interna se puede procurar el ahorro de energía y hacer una edificación ya existente un poco más sostenible. Asimismo, el reúso de aguas grises o negras y el uso de agua de lluvia también constituye una estrategia importante, debido a la creciente escasez de agua dulce en el planeta.

Fuente: Diario Libre

About the author

Written by

Currently there is no additional info about this author.

Tweets

Propiedades en Venta

İstanbul filo kiralama şirketleri: filo kiralama istanbul prefabrik evler prefabrik istanbul cam balkon cam balkon kuaför malzemeleri