Lofts: Un concepto residencial con aire industrial

 

A mediados del siglo pasado las ciudades de la Revolución Industrial se convirtieron en generadoras de lofts. Grandes cuidades industriales crecían e iban incorporando a su trama edificios, que por sus características podían ser utilizados para habitar sin la necesidad de grandes cambios. Ciudades como Nueva York, Londres o Amberes, se convirtieron en pioneras de este concepto tan valorado en nuestros días. Latinoamérica tampoco se ha quedado atrás, especialmente Argentina, que cuenta con una oferta considerable de nuevas construcciones adaptadas al estilo loftero.

Los lofts surgen como una alternativa económica de vivienda. Sus primeros propietarios fueron estudiantes y artistas con bajo poder adquisitivo y necesidad de espacio, que ocuparon almacenes, talleres, locales o naves industriales para transformarlos en casas y estudios. El concepto tardó poco en convertirse en residencia de moda y hoy es un tipo de vivienda muy cotizada que define todo un estilo de vida: la de aquellos que sueñan con habitar en un espacio amplio, diáfano, luminoso y de techos altos, donde pueden moverse con total libertad.

El efecto loft se ha convertido en una tendencia dentro de la arquitectura y el interiorismo. Como base conceptual, su estructura debe partir de un espacio de techos altos y luminosos. La estética se logra con el uso de materiales de la misma construcción en estado aparente. Materiales como el ladrillo que a priori se cubren, los destaparemos y dejaremos a la vista. De igual forma pasará con las estructuras de hormigón o acero y las distintas instalaciones, confiriendo al espacio un aire industrial.

El diseño dispone de mínimas divisiones entre espacios. Es abierto, de tal manera que las áreas se comuniquen visualmente. Serán los mobiliarios, elementos decorativos o la vegetación, los que delimiten las diferentes zonas internas. Por la misma razón, en la medida de lo posible, evitaremos las puertas o, en su defecto, se diseñarán espacios con puertas corredizas que invadan lo menos posible los espacios.

  

Es importante no descuidar el mobiliario que se incorporará a estas viviendas. Al igual que los colores y los elementos decorativos, poseerán un diseño funcional y minimalista. Las funciones se conectarán por su uso y serán versátiles, potenciando áreas como una sala frente a una cocina.

Como detalle determinante, no nos podemos olvidar de las amplias ventanas que permitirán que los espacios estén inundados de luz natural. La luminosidad en los materiales utilizados, en las estructuras e instalaciones, que con orgullo se muestran en estas residencias, será clave para lograr ese efecto industrial. Si no disponemos de una gran aportación de luz natural, se utilizará el color blanco, tanto en las paredes como en el mobiliario, o espejos para potenciar la claridad en el espacio.

Por la definición tan clara de sus parámetros, el concepto del loft nos traslada a diferentes ciudades y a la forma de vida de sus usuarios originales. Con las diferentes transformaciones que ha sufrido a través del tiempo, ya son muchos los usuarios que han decidido compartir esta maravillosa forma de vida.

 

Fuente: Goyeneche Arquitectos Asociados, GAA

 

Imágenes: fuidelicious.blogspot.com, loftlovin.tumblr.com, themasionette.net, nicespace.me, ny.curbed.com, temeika-j.blogspot.com

About the author

Written by

Currently there is no additional info about this author.

Tweets

Propiedades en Venta

İstanbul filo kiralama şirketleri: filo kiralama istanbul prefabrik evler prefabrik istanbul cam balkon cam balkon kuaför malzemeleri