Una vivienda sustentable inspirada en el iglú esquimal

 

El diseño de casas residenciales tipo domo y su diseño moderno son relativamente nuevos, sin embargo, éste ha sido utilizado desde el inicio de las civilizaciones para cubrir espacios curvos, en diferentes latitudes y climas. A través de los años se pueden apreciar diseños que van en esta misma línea; desde las tiendas de campaña llamadas “yurtas” utilizadas por los nómadas de Asia Central hasta los refugios de nieve o iglús construidos en zonas heladas.

Los domos basan su concepto constructivo en la geometría de la cúpula como principio estructural. Se construyen apoyando hileras de piedra, adobe o bloques de hielo en circunferencias concéntricas de mayor a menor tamaño. Éste es el modelo de vivienda utilizado por los esquimales en los iglús, un domo de hielo hueco en el interior que se apoya en estructuras circulares.

 

La estructura curva, que se asienta  en el borde  de su pared única como una copa invertida, se cierra en la parte central superior y conforma el techo de las casas. Es decir, al no necesitar un apoyo, la forma de construir brinda la posibilidad de hacer el techo mientras se levantan las paredes, ya que éstas se cierran arriba. Además, su forma circular permite una buena circulación del aire en su interior. Son construcciones con una gran masa térmica, por lo que necesitan muy poca energía para ser climatizadas.

Este diseño posee diversas ventajas entre las que cabe resaltar: forma simple, gran resistencia en caso de sismos, anti-huracanes,  tiempos de construcción abreviados y gran durabilidad. Además, estas construcciones tienen un gran aislamiento acústico por el diseño y elementos utilizados. Comprobado por distintas civilizaciones y bajo la garantía de la experiencia, el concepto lleva ya muchos años de prueba en los que han sido construidas en zonas de catástrofes, por su estabilidad y bajo coste. 

El efecto “cueva” de los domos les permite agradables temperaturas en los diferentes climas y en las distintas estaciones del año. En climas cálidos el diseño de la parte superior permite circular el aire caliente con el frío. En los iglús, por ejemplo, el funcionamiento es inverso, su diseño mantiene el calor humano en el interior evitando el contacto con la temperatura fría. 

 

Hay distintas formas de hacer una casa domo y también varios los posibles materiales a emplear. A través de los años, se han diseñado en distintas modalidades: aislados, dobles o en cadena, conectados mediante bóvedas, enterradas bajo el suelo, entre otras. En la actualidad se construyen con distintos materiales: madera, adobe y concreto prefabricado. Incluso se han visto casos de domos de estructura metálica con vidrio o materiales textiles.

El domo propone la solución perfecta para construir viviendas únicas de bajo impacto ecológico. Arquitectos, ingenieros y promotores inmobiliarios están trabajando en su desarrollo como vivienda particular, ya que son estables económica, térmica y estructuralmente.

 

Fuente: Goyeneche Arquitectos Asociados

About the author

Written by

Currently there is no additional info about this author.

Tweets

Propiedades en Venta

İstanbul filo kiralama şirketleri: filo kiralama istanbul prefabrik evler prefabrik istanbul cam balkon cam balkon kuaför malzemeleri