El arte del Feng Shui: Diseño en armonía

  

El término Feng Shui significa literalmente viento y agua. La frase simboliza el agua y el viento ascendiendo a la cima de una montaña. Esta filosofía oriental se puede aplicar en decoración de interiores y exteriores, construcción, arquitectura y hasta jardinería. Es un arte milenario que intenta utilizar los elementos que nos rodean y las energías del planeta a nuestro favor.

Muchas culturas poco a poco se van rindiendo al Feng-Shui, siendo muchos los arquitectos que diseñan y elaboran sus planos con la ayuda de maestros y asesores de esta técnica. Multinacionales de gran prestigio, están desarrollando sus edificios respetando estas tradiciones orientales.

El Feng Shui se fundamenta en la existencia de una energía positiva (aliento vital o chí), cuyo flujo se ve modificado por la forma y disposición del espacio, las orientaciones (puntos cardinales) y los cambios temporales. Para atraer la mayor cantidad de energía positiva podemos canalizarla, encaminarla y resguardarla en el interior de nuestros hogares, protegiendo la vivienda con elementos de vegetación, montañas u otros edificios. Además, siempre debemos darle libre entrada, evitando grandes objetos que dificulten su paso, con la idea de organizar los espacios en función a cómo las energías se desplazan por el universo.

Es importante partir desde el proceso de concepción del diseño, para implantar los principios del Feng Shui correctamente. En el diseño y la construcción debemos evitar las líneas rectas dentro de lo posible y favorecer las curvas. Tanto las columnas cuadradas como las vigas expuestas crean un chí negativo.

 

  

El concepto del Yin Yang es vital para el Feng Shui y concibe la idea de opuestos sin oposición. Definiremos dentro de un espacio el Yin de la quietud y el descanso, el lugar donde se colocarán los dormitorios y, posiblemente, un área de biblioteca. Y el Yang que simboliza el movimiento, la parte delantera de la casa, en la que se recomienda que se diseñen los espacios de ocio: el comedor, sala, estudio, terrazas, entre otros.

Son muchos los elementos que pueden variar la canalización de energías a la hora de diseñar y es importante tener la misma precaución con los componentes que añadiremos en la decoración del interior de nuestro hogar. A continuación algunos consejos concretos:

    • Colocar un simple espejo puede influir negativamente su descanso en el dormitorio, su ubicación puede expulsar la energía al exterior o favorecer su entrada.
    • Tener animales domésticos atraerán el Yang del movimiento, siendo muy aconsejables.
    • Colocar objetos que tengan que ver con el elemento agua en la parte norte de la casa, ayudarán a potenciar el elemento de la fortuna atrayendo el dinero.

Estos consejos son universales en el Feng-Shui, sin embargo, hay mucho más. Cada espacio, terreno, apartamento o casa tienen su propia energía. Un experto con vasto conocimiento en esta técnica le podrá ayudar a encontrar la manera de convivir en armonía con la naturaleza y las energías del planeta.

Fuente: Goyeneche Arquitectos Asociados, GAA 

About the author

Written by

Currently there is no additional info about this author.

Tweets

Propiedades en Venta

İstanbul filo kiralama şirketleri: filo kiralama istanbul prefabrik evler prefabrik istanbul cam balkon cam balkon kuaför malzemeleri