Chrysler, un rascacielos con historia

  

Situado en el lado este de Manhattan, el edificio Chrysler se ha convertido en un ícono de esta ciudad. Una de sus particularidades es que fue construido a una media de 4 plantas por semana y ningún trabajador murió durante su construcción. En el momento en que se estaba levantando, los constructores de Nueva York se encontraban en una dura competencia para construir el rascacielos más alto del mundo. El Chrysler posee 319 metros de altura y fue el edificio más alto del mundo durante 11 meses, hasta que fue superado por el edificio Empire State en 1931.

La estructura fue diseñada por William Van Alen y construida por el fabricante de automóviles estadounidense, Chrysler. Antes de su finalización, se encontraba igualada en altura con el edificio 40 Wall Street. Este último agregó posteriormente 61 centímetros a su edificio y reclamó el título de edificio más alto del mundo. Van Alen, previamente, había conseguido permiso en secreto para construir una aguja, que fue colocada en el edificio, siendo éstas una de las proezas más sorprendentes de la construcción. La aguja de acero inoxidable con 27 toneladas fue colocada en la cima, haciendo del edificio Chrysler la estructura más alta del mundo, superando a la Torre Eiffel. El edificio abrió sus puertas al público el 27 de mayo de 1930.

Este rascacielos simboliza el encanto del período en el que fue construido. Incluso estando en Manhattan rodeado de edificios altos, llama la atención de cada espectador. Su ornamentación hace de él un clásico del Art Decó, una tendencia artística de la época caracterizada por utilizar adornos excesivos y resaltar el lujo de los materiales.

  

Lo más sorprendente de la estructura son los siete pisos que forman la cúpula superior, de arcos con ventanas triangulares enmarcadas en acero brillante. Los pisos más llamativos son el 31 y el 61. En cada esquina exterior del piso 61, hay una gárgola con forma de águila. En las esquinas del piso 31, se colocaron unas réplicas de las clásicas tapas de los radiadores que hacen honor a los automóviles Chrysler de 1929.

En años más recientes, el edificio Chrysler ha seguido siendo uno de los favoritos de los neoyorquinos. En el verano de 2005, el Museo de Rascacielos de Nueva York (The Skyscraper Museum) escogió a cien arquitectos, constructores, críticos, ingenieros, historiadores, entre otros, para que eligieran entre los 25 rascacielos de Nueva York, sus 10 favoritos. El edificio Chrysler quedó en primer lugar. Su perfil distintivo ha inspirado la construcción de rascacielos por todo el mundo, como la del One Liberty Place de Filadelfia.

Fuente: skyscraperpage.com

 

About the author

Written by

Currently there is no additional info about this author.

Tweets

Propiedades en Venta

İstanbul filo kiralama şirketleri: filo kiralama istanbul prefabrik evler prefabrik istanbul cam balkon cam balkon kuaför malzemeleri