¿Está preparada su vivienda para un fenómeno natural?

 

Un huracán trae consigo fuertes vientos y gran cantidad de agua. Ante la llegada de una perturbación atmosférica de ésta índole, debemos protegernos de las inundaciones que provocan las intensas lluvias y de los objetos que vuelan por el aire a gran velocidad. Existen medidas básicas que debemos tomar en cuenta ante la alerta de ciclón, sin olvidar las medidas generales en caso de emergencia por desastre.

En primer lugar, usted debe reforzar el estado de las instalaciones que se puedan desprender, como cornisas, hierros de balcones, cables eléctricos, tuberías de agua o gas. Igualmente, durante todo el año es muy importante mantener las alcantarillas y canaletas limpias, con el fin de evitar el colapso por la gran cantidad de agua.

Antes de la llegada del ciclón, lo más importante es proteger las ventanas y puertas de su vivienda. Las contraventanas permanentes de PVC o aluminio son la mejor protección. Un método más económico consiste en colocar paneles de madera contrachapada (multilaminado). Otras medidas importantes consisten en cortar las ramas de los árboles que podrían interferir con cables eléctricos, así como guardar todos los muebles y objetos que con el fuerte viento pudieran convertirse en proyectiles.

 

Dentro de casa se deben forrar las ventanas con bolsas plásticas o con toallas para reducir la lluvia que se filtra por la fuerza del viento. Asegúrese de cerrar las puertas en el interior y mantenerse en la habitación más segura de la casa, al resguardo de los posibles objetos que el viento eleve y que puedan causar algún daño.

Pasado el ciclón, debemos abrir puertas y ventanas para dejar escapar el gas de las tuberías que pudieron haberse roto y no volver a utilizar la electricidad hasta asegurarse que no haya peligro de electrocución.

Con estas medidas evitará que el huracán cause mayores daños a su vivienda, siempre que esta esté construida con materiales que debiliten la fuerza de los huracanes, como el concreto o el block. Todavía existen gran cantidad de propiedades construidas en materiales que no están preparadas para soportar los vientos huracanados. Y, aún más alarmante, es que muchas veces no se toman las medidas de lugar para disminuir las inundaciones y reducir los desastres que causa el agua en áreas inundables.

Una solución que ya se está desarrollando en diferentes países es la construcción de viviendas palafitos a la orilla del mar o en zonas donde desembocan corrientes de agua. Esta clase de viviendas anti-huracanes y anti-inundaciones están construidas sobre unas patas de cemento, a dos metros de altura de la superficie para evitar que, en caso de inundación, el agua penetre dentro de la casa, arruinando las pertenencias de los propietarios. Son completamente funcionales, ya que los habitantes no tienen que trasladar sus pertenencias a un refugio cuando se emite una alerta de evacuación, y podrán mantenerse en la vivienda sin riesgos.

 

Aunque prevenir un desastre natural está fuera de nuestras manos, asegurarnos de que nuestro hogar esté lo más preparado posible nos ayudará a mitigar sus efectos y a disminuir los daños tanto humanos como materiales.

Fuente: Goyeneche Arquitectos Asociados, www.gaa.es

 

About the author

Written by

Currently there is no additional info about this author.

Tweets

Propiedades en Venta

İstanbul filo kiralama şirketleri: filo kiralama istanbul prefabrik evler prefabrik istanbul cam balkon cam balkon kuaför malzemeleri